Recetas Urbanas

by

“Se puede y se debe hacer una ciudad con otras herramientas que no son la arquitectura: el asociacionismo, por ejemplo”, explica Cirugeda. Para él, conocer cómo funcionan los sistemas de ordenación social y urbana, los económicos o los normativos, son la mejor manera de replantearlos y criticarlos. Con movilización se puede cambiar una ley. Su objetivo: tratar de averiguar por qué no funcionan las ciudades y qué se puede hacer para mejorarlas

Cirugeda asegura que “durante años, los promotores y los políticos han sido quienes han diseñado las ciudades”. Y que “la profesión apenas se ha enfrentado a ellos aunque ahora vengan los lamentos”. Él y sus Recetas Urbanas tratan de reforzar los vínculos con diversos entornos  sociales generando maneras de producir ciudades que no han sido apoyadas, ni siquiera permitidas, por ejemplo parques levantados en solares vacíos con mobiliario y macetas que llevaron los vecinos o viviendas útiles construidas en azoteas .

Si os interesa el tema, leer el articulo “Arquitectos con nuevas respuestas” del dominical de El País, parece que por fin en urbanismo y en la proyección de una ciudad la opinión de quién vivirá en ella también cuenta.

About these ads

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

%d personas les gusta esto: